Siguenos en foursquare

Pereira: la trasnochadora, querendona y morena

Atractivos turísticos en Risaralda

Pereira: la trasnochadora, querendona y morena
El municipio de Pereira está en el centro de la región occidental del territorio Colombiano, en un pequeño valle formado por la terminación de un contra fuerte que se desprende de la cordillera central.

Su estratégica localización central dentro de la región cafetera, lo ubica dentro del panorama económico nacional e internacional, estando unido vialmente con los tres centros urbanos más importantes del territorio nacional y con los medios tanto marítimos como aéreos de comunicación internacional.

Algunos de sus atractivos turísticos son las ecofincas, el zoológico Matecaña, la Catedral Nuestra Señora de la Pobreza, el Viaducto César Gaviria Trujillo y varios museos, monumentos y discotecas.

El clima de Pereira oscila entre los siguientes tópicos: Clima cálido el 9.9 %, clima medio el 60.7 %, clima frío el 11.5%, páramo 17.7%, su precipitación media anual es de 2.750 mm.

Esta característica climática y la conformación de los suelos, brinda también una variedad en la cobertura vegetal y paisajística, potencializando el municipio de Pereira con una de las biodiversidades más ricas de la nación. No obstante, la ciudad se presenta como zona de alta vulnerabilidad sísmica por el tipo de suelos que la conforman y por las fallas geológicas que la atraviesan. Su temperatura media es de 22 grados centígrados.

Su principal fiesta es la denominada, Fiesta de la Cosecha, que se hace durante todo agosto,, pero también se realizan eventos de gran importancia regional y nacional como el VIII Festival del Bolero y el Reinado del Pasillo.
En Pereira hay establecimientos para todos los gustos. Amantes de la salsa, el pop, el merengue y el trance; sin olvidar géneros como el tango, el bolero, el bambuco y el pasillo, encuentran en esta ciudad una excelente alternativa para salir a bailar.

La Avenida Circunvalar es el punto de encuentro de los jóvenes. Y en el sur de la ciudad, en la salida al Valle y en La Badea (Dosquebradas), están algunos de los mejores establecimientos para divertirse de la capital risaraldense. Arriba de La Loma -más conocida como Son de la Loma-, El Cafetal, Juana La Santa, La Ruana, La Rana y La Cervecería son algunos de esos lugares donde se puede bailar hasta el amanecer.

Y si los planes van por otro lado, muy cerca de Pereira se puede descansar en las termales del municipio de Santa Rosa de Cabal (a 40 minutos), navegar en el río Cauca a su paso por el municipio de La Virginia (a 20 minutos) o hacer un recorrido por la Casa de la Cultura de Marsella y la colorida arquitectura antioqueña que está presente en casi todos los municipios del departamento.

Principales atractivos turísticos:

Viaducto César Gaviria Trujillo:
Este puente de tirantas sobre el río Otún, de 640 metros de longitud y más de 100 metros de altura, une a Pereira con Dosquebradas, el municipio industrial del Eje Cafetero.

Catedral de la Pobreza,
Frente a la Plaza de Bolívar, por su compleja estructura de 12 mil piezas en madera que sostienen la cúpula, su construcción en ladrillo a la vista, sus capillas y monumentos religiosos.

Zoológico Matecaña:
La entrada cuesta 6:500 pesos para adultos y 3.500 para niños. Este mes se realiza la temporada de los reptiles y las aves rapaces. El 28 de agosto están previstos una obra de teatro y una exhibición y contacto con tortugas y serpientes. Además, ese día se inaugura el nuevo espacio para búhos, águilas de páramo y halcones, entre otros animales. Sus 10 hectáreas albergan más de 800 animales de 165 especies diferentes.

Obras en guadua:
Este material vegetal es típico de la región. Se destacan la parte interior de la Corporación Autónoma de Risaralda (Carder), el puente peatonal en la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP) y varios restaurantes y locales comerciales.

Monumentos:
Concejo Municipal, en dos casa restauradas del centro; Biblioteca Municipal, en el Parque Olaya Herrera, contigua a la Gobernación; Teatro Santiago Londoño y antiguas casas de familias tradicionales en la Avenida Circunvalar.

Granja de Noé.
La Granja de Noé se encuentra dentro del Centro Recreacional Comfamiliar, ubicado a 8 kilómetros de la ciudad. En el, usted se encontrará con las costumbres campesinas y la fauna doméstica como chivos, cabras, conejos y caballos.

Calle Real de la Arepa.
La Calle Real de la Arepa es un sector de "comederos" de arepa de Chocoló y asados ubicada en la vía que conduce a Galicia.

Plaza de Bolívar.
Está localizada en las calles 19 y 20 entre las carreras Séptima y Octava frente a la Catedral de la Pobreza, es muy famosa por su monumento del Bolívar Desnudo realizado por el escultor Rodrigo Arenas. Toda el área es el centro principal de las actividades comerciales y financieras de la ciudad. Sigue siendo un importante sitio de reunión para los residentes de la ciudad. También llamada la plaza de los mangos de Colombia donde se encuentra el bolívar desnudo. tiene a su alrededor pequeños edificios para poder tener mejor visualización al cielo y disfrutar tranquilamente de sus centros comerciales hoteles como el soratama y restaurantes que te ofrecen una gastronomía muy variada desde su comida típica como china hasta española.

Viaducto César Gaviria Trujillo.
El Viaducto César Gaviria Trujillo es uno de los símbolos más importantes de la ciudad junto con la escultura del Bolívar Desnudo, de Rodrigo Arenas Betancur. Finalizado en 1998 es uno de los más grandes puentes sostenidos por cables en Suramérica. El puente fue nombrado en honor al ex-presidente de Colombia César Gaviria, quien nació en Pereira.

El puente comunica a Pereira con el vecino Municipio de Dosquebradas, y es una parte importante para el tráfico vehicular entre las ciudades de Armenia, Pereira y Manizales. Reconocida con el premio nacional de arquitectura.

Para toda la familia.
En la zona rural de Pereira hay cerca de 30 fincas, casi todas con piscina, zona de juegos, senderos ecológicos y salones de conferencias que permiten la integración en familia o las reuniones de negocios y de capacitación empresarial. El precio mínimo por noche es de 250 mil pesos y varía según el número de personas que se queden y los servicios que utilicen. Para los niños están el Centro Recreacional Comfamiliar y el Parque del Café, con amplias piscinas, canchas de fútbol y zonas recreativas.

Catedral de Nuestra Señora de la Pobreza.
La Catedral de Pereira tiene trás si una gran historia de la cual aquí le exponemos un poco:
De las piezas que la mujer recibió del convento, en esta ocasión, iba una manta o pedazo de lienzo sumamente sucio y lleno de rotos y rasgaduras, como que hacía cuatro años servía de "limpión" en el convento, especialmente para las lámparas, ampolletas y candeleros de la iglesia.

María Ramos lavó en efecto aquel limpión y los extendió al sol para que se secará no sin advertir al abrirlo, que se le guardaba una buena tarea con la aguja por los muchos rotos que tenía. Un rato después y cuando calculó que ya estaba seco, se acercó a recogerlo para doblarlo y llevarlo a casa, cuando notó en él con admiración, unos rasgos de pincel o como pinturas de una reliquia muy antigua y fijándose con más atención, su sorpresa se convirtió en alegría porque le pareció que era pintura que representaba una imagen de la Virgen Santísima, a quien ella siempre amaba.

Llena de gozo y sin pensar en otra cosa, corrió la buena mujer al convento y presentó el lienzo roto a Fray Bernardo Macias, manifestándole su parecer. El padre, sin darle mucha importancia al hallazgo por el triste y despreciable estado de la manta, pero descubriendo también al fijarse mucho algo así como una imagen de María y también por no defraudar la piadosa ilusión de la que se presentaba tan ufana, le dijo que la llevase a su casa y la extendiera en un bastidor de cañas y la colocase en un lugar decente.

Extendida la manta en el bastidor de cañas en la pobre casa de María Ramos, ella y luego sus vecinas y compañeras de oficio empezaron a invocarla y a confesarle sus necesidades y a tributarle el culto privado de sus corazones sencillos; y la Virgen por su parte y como de costumbre lo tiene, llena de ternura empezó también a derramar sus gracias sobre ellas y a despachar favorablemente sus súplicas.

La devoción pues, se fue aumentando, hasta que fue necesario llevar el manto al templo donde la iglesia oficializó un público y solemne culto hasta nuestros días.

Siguenos en foursquare