Balnearios de San Juan del Cesar, La Guajira

28,122 Balnearios de San Juan del Cesar, La Guajira
Abril 27 de 2015 - Héctor Ocampo. Travel Blogger

Es difícil pensar en La Guajira y asociarla con cristalinas fuentes de agua dulce, pero la verdad es que al sur del departamento, más exactamente en San Juan del Cesar, hay una buena cantidad de lugares en los que se puede disfrutar del recurso hídrico enmarcado de bellos parajes naturales.

Cañaguate FlorecidoHasta San Juan llegué luego de volar a Barranquilla vía VivaColombia y tras un viaje de cerca de 5 horas en bus, pasando por Valledupar. El primer día de recorrido por este enorme municipio que cuenta con más de 20 centros poblados (entre corregimientos y veredas) lo dediqué a conocer parte de la Ruta del Cacique, que día a día viene tomando mayor fuerza en la región.

Los otros dos días los utilicé para visitar algunos de los centros poblados y conocer, en compañía de los guías de Casa Murillo Hotel, los balnearios más frecuentados por los sanjuaneros, y muchos de los cuales hacen parte del Río Cesar, que nace en las tierras altas de La Guajira.

Además de abundantes balnearios y saltos de agua,  en el municipio es posible encontrar hermosos cañaguates florecidos que engalanan las excelentes vías que lo conectan con otras poblaciones cercanas.

Salto de Corral de Piedra

Salto Corral de PiedraNuestra primera parada fue en el sector de Corral de Piedra luego de unos 20 minutos de viaje. El acceso al salto está en muy buenas condiciones e incluso cuenta con escaleras.

Aquí el agua es cristalina y fría. Además del salto se encuentra una piscina natural acompañada de enormes rocas milenarias que cambian de colores y que parecen talladas por el hombre.

Pozo del Totumo

Este balneario es otro de los sitios que más visitan turistas y sanjuaneros. Se encuentra en el corregimiento del Totumo, al que llegamos casi 20 minutos después de nuestro transito por Corral de Piedra.

Pozo El TotumoCuenta con una pequeña playa en la que algunos visitantes hacen sancochos, así como con aguas poco profundas en un sector y muy profundas en otro (nunca se les ha encontrado fondo).

En el pozo es muy común ver burbujas que salen de la nada y que lo hacen parecer de aguas termales, pero el agua es bastante fría.

De aquí en adelante la vía no estaba totalmente pavimentada, por lo que nos hablaron sobre la posibilidad de organizar salidas ecoturísticas en las que se realicen actividades como el trekking y el ciclomontañismo.

Pozo de la Estrella

Pozo La EstrellaAl igual que los dos anteriores, este pozo hace parte del Río Cesar. La vista en este lugar es única, gracias a las gigantescas rocas en las que el turista se puede subir para divisar el paisaje.

El pozo es grande y cuenta con aguas frías y calientes, lo que lo hace aún más llamativo. Se encuentra en la vereda El Placer y no es muy fácil de ver sobre la carretera.

En este sector también pudimos visitar la casa de una profesora que en medio de la aridez del terreno, ha desarrollado cultivos de piña, mango, fique, plátano, yuca, flores y hortalizas, y que busca enseñar a los habitantes de la región y a los turistas, que con trabajo y organización se pueden superar los problemas de alimentación que aquejan a la población del departamento. Literalmente es un oasis en medio del desierto, al que da sombra un enorme y centenario árbol de caucho.

La Sierrita

Piedra EscaleraEl lugar más apartado que visitamos en este segundo día de recorrido por San Juan del Cesar fue La Sierrita, una población localizada en las estribaciones de la Sierra Nevada, a 25 kilómetros del centro urbano del municipio, y que además de contar con bellos atractivos como “La Piedra Escalera” una roca de cientos de años, es una pieza importante en la historia religiosa de Colombia, como santuario de la Virgen del Rosario.

Ermita La SierritaCasi todos los centros poblados de este municipio son redondeles sin parque y La Sierrita no es la excepción. En uno de sus extremos se encuentra la Ermita del Rosario, construida en 1714 en honor a la Virgen del Rosario, que según los habitantes se ha aparecido en reiteradas ocasiones. Junta a ella hay varias casitas que hasta 1935 funcionaron como orfelinato, cuando pasaron a ser utilizadas como instalaciones de un seminario hasta 1945. Hoy en día son habitadas por guajiros que parecieran no sentir el paso de los años.

Achintukua, capital Wiwa

AchintukuaDe camino a este caserío lleno de gente amable, pasamos por Achintukua, capital indígena del pueblo Wiwa, en la que hace poco se construyó un internado que hace las veces de Centro Etnoeducativo Rural.

Los Wiwa son una comunidad que se dedica principalmente a cultivar yuca, ñame, malanga, plátano, maíz, fríjol, coca y caña de azúcar para su consumo, y de café para su comercialización. También cultivan fique, con el que elaboran hamacas y mochilas.

El Manantial de Cañaverales

En nuestro último día de viaje por el Sur de La Guajira aprovechamos para conocer el que, según los locales, es el mejor balneario de San Juan del Cesar.

El ManantialTras casi 30 minutos llegamos al corregimiento de Cañaverales en donde se encuentra el Manantial, un nacimiento de agua cristalina que además de suplir las necesidades de consumo de los habitantes, sirve para regar los cultivos y alimentar el ganado de la zona.

Aún así, el ANLA autorizó la exploración de una mina de carbón a un millonario brasilero, algo que tiene muy preocupados a los lugareños que no quieren ver morir el río, ni que sus viviendas sean reubicadas.

El ManantialPara llegar al balneario pasamos antes por un bello sendero ecológico protegido y conservado por algunos cañaveraleros, que sin recibir nada a cambio, protegen el legado más importante que le puedan dejar a sus hijos: el agua. Los miembros de Fuguama hicieron énfasis en que está prohibido encender fogatas, arrojar basuras e ingresar vehículos, pues el lugar es reserva forestal.

Además del hermoso Manantial, el lugar está lleno de monos aulladores rojos que se pasean por las elevadas copas de los árboles, apreciables a simple vista, y que emiten fuertes sonidos que estremecen al turista que ama la naturaleza. También se pueden observar algunas lagartijas de colores y según los guías hay 76 especies de aves, además de osos hormigueros, tigrillos y armadillos.

Final del Viaje

Luego de conocer la riqueza natural de San Juan y de vislumbrar parte de esa cultura vallenata ligada al nombre de Diomedes Díaz, pude ver que La Guajira es más que Cerrejón, Riohacha y El Cabo de la Vela.

San Juan del Cesar es la puerta de entrada más cercana para viajeros provenientes de departamentos como Cesar, Norte de Santander, Santander, Boyacá, Arauca, Casanare, Cundinamarca y Antioquia, y es increíble que no se aprovechen sus atractivos y su buena infraestructura hotelera, además de su cercanía con los principales atractivos del departamento, para hacer de este un destino más completo.

Habrá que esperar a que las autoridades de La Guajira, un departamento que tiene mucho para ofrecer a los turistas, apoye a los sanjuaneros vinculados a la industria sin chimeneas que a diario deben afrontar el eterno problema de los municipios que limitan con otros departamentos: “Que ni son de aquí, ni son de allá”.

Artículos relacionados

Ruta Cafetera en Sabaneta

14 de Septiembre de 2017

Boletín Electrónico

Correo: 

Sitios turísticos destacados

Caño Cristales

Sitios Turísticos de Meta
Caño Cristales, también conocido como el río de cinco colores está ubicado en el...

Honda

Sitios Turísticos de Tolima
Municipio localizado a orillas del Río Magdalena a 132 Km de Ibagué. Esta ciudad...

Parque Nacional del Chicamocha - PANACHI

Sitios Turísticos de Santander
El Parque Nacional del Chicamocha, consolidado como uno de los lugares turísticos más...

Más sitios turísticos de Colombia