Disfrutando Necoclí en familia

28,617
twitter twitter EmailCopiar Enlace
Disfrutando Necoclí en familia
Abril 08 de 2015 - Héctor Ocampo. Travel Blogger

Durante la pasada semana santa decidimos viajar en familia a conocer las playas de Necoclí, muy visitadas por los antioqueños, en especial por quienes viven en las subregiones de Urabá y occidente.

Carretera ApartadóEl viaje decidimos hacerlo en bus, así que sobre las 7 de la mañana partimos de la terminal del norte de Medellín en un micro de Sotraurabá, una de las empresas más reconocidas de la zona y que lleva más de 50 años prestando sus servicios a la región.

En el recorrido, que en gran parte es lleno de curvas, pasamos por poblaciones como Santa Fe de Antioquia, Cañas Gordas, Dabeiba y Mutatá, donde empieza el verdadero paseo, pues la vía se vuelve plana y recta, decorada por enormes cultivos de piña, banano, palma de aceite y teca, uno de los árboles maderables más resistentes y costosos.

Como era un viaje un poco largo y ya llevábamos casi 7 horas de camino, al pasar Uramita, Chigorodó y Carepa, decidimos parar a almorzar en el Estadero Mi Vaquita, un lugar muy agradable, con juegos infantiles, muy buena sazón, y sobre todo, al alcance de todos los bolsillos. Allí se nos pasó el tiempo y casi sobre las 5, luego de comer frijoles y menús infantiles, tomamos un taxi hasta Apartadó, donde pasaríamos la noche.

Hotel ApartadóLlegamos al Hotel Las 4 Estaciones, uno de los mejores de la ciudad. La temperatura de cada habitación era ajustable, las luces se habilitaban con tarjetas, los baños eran amplios y las camas bastante cómodas.

Como los niños no querían sino descansar, pedimos pizza a la habitación y nos acostamos temprano a dormir. Al día siguiente salimos a recorrer las calles, a conocer la iglesia principal que curiosamente no queda frente a un parque sino en plena avenida, tal como pasa con la catedral.

Sobre el medio día tomamos otro colectivo de Sotraurabá y tras pasar por Turbo, llegamos a la tierra de Juan Guillermo Cuadrado y Neco Martínez, así como de los indígenas Zenúes y Kunas. Este trayecto nos tomó tan solo 90 minutos.

Playas de NecocliEn Necoclí nos hospedamos en el Hotel Punta de Águila, uno de los hoteles más reconocidos y completos, a tres cuadras de la terminal y a seis de la playa. Hecho el check-in salimos a almorzar cerca del parque para después irnos a la playa a pasar la tarde, mientras los niños se gozaban el mar y disfrutaban haciendo figuras en la arena.

Alrededor de la plaza principal hay un buen número de restaurantes, puestos de comida rápida y heladerías. En las afueras en cambio hay varios atractivos turísticos como los volcanes de lodo y los resguardos indígenas. Incluso es posible llegar hasta Capurganá en lancha, por $60.000 trayecto.

Playas de NecocliAl día siguiente luego de desayunar nos fuimos para el sector de Playa Linda, que cuenta con playas más solitarias y tranquilas, en donde pasamos casi todo el día en familia. El principal medio de transporte es la moto taxi, y en ella se puede llegar a casi todos los lugares que vale la pena conocer.

Un lugar que no alcanzamos a visitar, pero al que si fueron unos amigos que se encontraban de viaje, fue el sector de El Carlos, donde se construyó un proyecto turístico sostenible, que reemplazó los cultivos ilegales de coca. Se trata de un conjunto de malokas en las que también ofrecen alojamiento y donde se encuentra un museo etnográfico hecho por los habitantes de la región.

Pelicanos de NecocliPero si lo que les gusta es la fauna, el golfo de Urabá cuenta con una gran variedad de especies entre las que se destacan manatíes, tortugas carey y pez martillo. Los pelícanos se convierten en una curiosidad, sobre todo para los pequeños, ya que como si fueran cometas se suspenden en el aire por varios segundos mientras viajan en formaciones cuidadosamente alineadas.

Ya en el pueblo, buscando dónde comer, encontramos un lugar muy agradable en el costado izquierdo del parque principal en donde venden Pizza Lasaña, una verdadera delicia a muy buen precio y que combinaba dos de las comidas preferidas de nuestros hijos, así que allí hicimos la parada de rigor, antes de regresar al hotel a descansar.

Al día siguiente partimos sobre el medio día con destino Medellín, a donde llegamos sobre las 8 de la noche, dando por terminado así un nuevo viaje en familia, en el que pudimos conocer rincones apartados pero hermosos del territorio colombiano, del que además de buenos recuerdos, Sofía se trajo las marcas de una medusa, popularmente llamada aguamala.

Recomendaciones si visita Necoclí

  • Si no está acostumbrado a viajar por tierra, tome mareol
  • Viaje con empresas de transporte reconocidas
  • Haga reservas en los hoteles con anterioridad
  • Use abundante bloqueador
  • Manténgase hidratado
  • Pregunte si hay aguamala en las playas que visite
  • Contratar un único mototaxi para todo sus recorridos, le ayudará a ahorrar
  • No es muy recomendable tomar jugos o bebidas preparadas con agua de la región

Noticias relacionadas