Recorriendo Boyacá

47,177
twitter twitter EmailCopiar Enlace
Recorriendo Boyacá
Julio 08 de 2013 - Héctor Ocampo. Travel Blogger

Boyacá sinónimo de naturaleza, cultura e historia, es un departamento con una gran variedad de destinos para conocer. En esta oportunidad decidimos visitar Paipa, Duitama, Nobsa, Tibasosa, Villa de Leyva y Monguí.

Partimos desde Medellín hacia Bogotá vía Avianca y posteriormente rumbo a Paipa en Libertadores. Este último pasaje tiene un valor de $21.000 (USD 10,5).

Día 1 – En Paipa

La capital turística del departamento ha cambiado mucho con el transcurrir de los años. Ha venido perdiendo ese toque colonial que lo caracterizaba, pues hasta su parque principal es ahora rodeado por modernas construcciones que incluso se encuentran inhabitadas.

Paipa vive turísticamente de su zona hotelera, sus piscinas termales y su historia representada en el Pantano de Vargas, donde ahora no solo se encuentra el Monumento a Los Lanceros sino la Casa Museo de la Libertad a la que se puede acceder por tan solo $1.000 (USD 0,5). El ingreso a las piscinas termales del ITP tiene un valor de $13.000 (USD 7) para adultos, mientas que para niños es de $9.000 (USD 5).

Fuimos con la intensión de vivir de cerca el Festival del Lago Sochagota, pero por decisión de la alcaldía, estas fueron pospuestas, medida que no fue bien recibida por propios y turistas.

Termales de PaipaDe lo que si pudimos disfrutar fue de su gastronomía. Si van a Paipa no deben dejar de probar las almojábanas, los amasijos, las arepas boyacenses y el queso paipa. Si quiere llevar algún recuerdo, puede visitar la zona de la esquina del semáforo, donde además de artesanías puede encontrar artículos de lana y vestidos de baño por si no llevó uno.

Día 2 – En Duitama

Conocida como La Perla de Boyacá, Duitama es una de las cuatro ciudades más importantes del departamento. Sus principales atractivos son la Catedral ubicada en el Parque Los Libertadores y el Pueblito Boyacense.

La construcción de la catedral de Duitama tardó 80 años (1873-1953) y fue realizada por los habitantes que aportaban su mano de obra los días sábados y domingos.

Catedral de DuitamaEl Pueblito Boyacense es un barrio cerrado cuyas cuadras son réplicas de los pueblos del departamento que son representativos por su arquitectura como Ráquira, Villa de Leyva, Monguí y Valle de Tenza, entre otros. El acceso tiene un costo de $500 (USD 0,25). Este lugar fue creado con el ánimo de concentrar en un solo lugar a los artistas más importantes del municipio, pero debido a su situación económica poco estable, algunas casas fueron adjudicadas a personas con mayor poder adquisitivo. Allí es posible encontrar hosterías, restaurantes, tiendas de artesanías, cafés y bares.

Duitama es una ciudad muy comercial y su terminal de transportes sirve de conexión a múltiples municipios cercanos como Tunja, Nobsa, Sogamoso, Tibasosa y Paipa, entre otros.

Día 3 – En Nobsa

Este pequeño y apacible rincón de Boyacá es uno de los destinos más visitados por turistas nacionales y extranjeros. Es poseedor del Guiness Record de la ruana más grande del mundo. Hasta allí llegamos vía Duitama desde Paipa.

En la calle principal, que se encuentra al ingresar a Nobsa, se pueden ver cientos de artículos de Lana, Hilo y en general, productos para calmar el frio. Pueden comprar guantes desde $4.000, cobijas desde $15.000, pañolones desde $25.000 o incluso cubrelechos desde $115.000. También hay medias, artesanías, individuales, manteles, hamacas y por supuesto ruanas.

Catedral de NobsaEn el parque principal se encuentra la Catedral del municipio que permanece casi siempre cerrada y frente a ella la Oveja de Troya, construida en 2012 como homenaje a este animal, base de la economía de la región.

Sin duda un lugar al que deben acudir, en caso de que el hambre agobie, es el Piqueteadero Sabor Boyacense, pues se pueden encontrar platos típicos de la zona a precios muy cómodos.

Día 4 – En Tibasosa

A Tibasosa llegamos vía Duitama desde Paipa, para presenciar el Festival de la Feijoa y un par de encuentros musicales que se celebran en el puente festivo de San Pedro, a mediados del año.

Catedral de TibasosaEste municipio es hermoso en sí mismo. El centro conserva su arquitectura colonial, incluso en las nuevas construcciones y hasta las fachadas de los parqueaderos. El parque es muy bonito. Al igual que la gran mayoría de los pueblos boyacenses, es muy tranquilo.

Al llegar a la plaza principal nos encontramos con cientos de personas y con la Convención Volkswagen proveniente de Bogotá, mientras que a lo largo y ancho del parque se veían toldos con productos derivados de la feijoa como sabajones, helados, tortas, merengones, mermeladas, gomitas y muchas otras cosas más. De fondo se escuchaba música andina interpretada por niños del Quindío.

Otro de los atractivos que pudimos conocer fue Guatika FincAventura, un parque que cuenta con más de 100 especies entre animales silvestres, exóticos y de granja, así como Canopy, Buggies y senderos ecológicos. Un acogedor ambiente rodeado de naturaleza, ideal para el descanso en familia.

Día 5 – En Villa de Leyva

A Villa de Leyva, o la Bella Villa, llegamos por la Vía Paipa – Tunja en un recorrido de aproximadamente 40 minutos, pues existen varios tramos bastante deteriorados y que, por suerte, se encuentran en rehabilitación, lo que obliga a pasos restringidos en algunas zonas.

Este municipio es otro de los miembros de la Red de Pueblos Patrimonio de Colombia gracias a su hermosa arquitectura que se aprecia incluso hasta en el terminal de transportes. Desde antes de entrar al casco urbano sorprende una extensa ciclorruta que nace cerca del peaje y llega hasta las primeras calles del lugar, donde se pueden hacer cabalgatas, caminar o montar en bicicleta. También hay empresas que alquilan cuatrimotos para transitar por las empedradas vías.

Plaza de Villa de LeyvaLo primero que hicimos fue dirigirnos a la Oficina de Turismo que se encuentra a un costado de la plaza principal, donde nos dieron varios mapas del lugar y sus principales atractivos, una ayuda muy útil para quienes quieren sacar el mejor provecho a su visita.

Dentro de la zona urbana pudimos visitar La Iglesia del Carmen, la Casa Museo Antonio Nariño, el Parque Nariño, el Museo Prehistórico, el Museo del Carmen, y claro está, de un delicioso plato de comida típica de la región.

Ya en la zona rural, en la vía que conduce a Santa Sofía, se puede visitar el Monasterio de Santo Ecce Homo, la Granja de Avestruces, el Museo El Fósil y el Parque de Los Dinosaurios, entre muchos otros atractivos con los que cuenta Villa de Leyva.

Ya cerca de nuestra hora de regreso, no podíamos dejar de visitar las calles de las artesanías en las que se pueden adquirir recordatorios desde los $3.000. En este municipio es posible encontrar gran variedad de hosterías en las que se puede pasar la noche desde $40.000 por persona.

Día 6 – En Monguí

Conocido como el Pueblo más lindo de Boyacá, Monguí fue otro de nuestros destinos en este recorrido por Boyacá. A él llegamos por la vía que pasa por Sogamoso rumbo a Corrales, Topaga y Monguí, en un tiempo aproximado de 40 minutos por una vía que se encuentra en buenas condiciones. Si usa GPS, no se desvié de la vía pavimentada aunque éste así se lo indique. Por algún motivo la vía trazada es por algunos es incorrecta.

Parque de MonguiAl llegar al municipio se pueden apreciar casas muy bonitas con una arquitectura uniforme, lo que de inmediato permite darse cuenta porque es uno de los lugares más hermosos de Colombia. Otro de los grandes atractivos es la Basílica Menor de Nuestra Señora de Monguí que data del siglo XVI.

Varias empresas y tiendas de balones enmarcan la plaza principal del municipio, en la que se erigen monumentos a los artesanos de la población, al padre Alonso Ojeda y a quienes dedican su vida a fabricar balones. A un costado del parque también se encuentra la casa de gobierno en la que cada mañana a las ocho en punto suena el himno de la localidad.

A pocas cuadras del parque es posible apreciar también la Capilla de San Antonio de Padua, la primera iglesia del municipio construida por frailes en el siglo XVII. Más adelante se disfruta de un bello muro en la ladera de una pequeña montaña en el que se encuentran incrustados algunos productos de arcilla, balones y flores ornamentales.

Lo anterior sirve de entrada al Puente Colonial de Calicanto, una construcción realizada por los españoles en la época de la colonia y que permitía el paso de piedras para la construcción de la iglesia y el convento.

En Monguí es posible conseguir hoteles urbanos y posadas turísticas rurales que van desde los $40.000 por noche/persona.

Día 7 – En Palermo, Corregimiento de Paipa

Este corregimiento de Paipa es reconocido localmente por su belleza natural, gracias a que a él pertenecen varias cascadas, el Pozo del Pato y el Parque Natural Municipal Ranchería. Nos aventuramos a tomar la carretera en un automóvil y vaya que fue un error.

Palermo - PaipaLlegamos sin problemas al casco urbano de Palermo, donde sobresale su plaza principal luego de transitar casi 2 horas por una carretera que al principio está en perfecto estado pero que más adelante se torna intransitable para vehículos pequeños.

En este corregimiento es posible encontrar hospedaje en las casas de la zona, así como alimentación y guianza por los diferentes atractivos.

A la hora de regresar cometimos el peor error posible, decidimos salir cayendo la tarde. Cuando llevábamos cerca de 10 kms y casi una hora después de haber salido de Palermo, se soltó el amortiguador delantero derecho y un semieje, cuando estábamos cerca de los 3.500 msnm y sin cobertura de ninguno de los tres operadores de telefonía celular. Aproximadamente a las 9 de la noche y luego de tratar infructuosamente de reparar el vehículo a menos de 5 grados centígrados y con fuertes vientos, uno de nosotros debió partir a pie a buscar señal, lo cual solo se puedo lograr 7 kms y casi hora y media después. La ayuda llegó cerca de la media noche.

Logramos reparar el vehículo provisionalmente cuando se acercaban las 2 am y pudimos regresar al hotel cerca de las 3 am para tomar una buena taza de café caliente y dar fin así al último día de nuestro Recorrido por Boyacá.

Recomendaciones

Todos estos municipios están por encima de los 2.500 msnm, así que lleve ropa abrigada.

Use repelente.

A Villa de Leyva es mejor no llevar coches para bebés, las calles son empedradas.

No se aventura por vías veredales si no conoce y menos en automóvil.

Datos Importantes

Paipa se encuentra a 2:30 horas de Bogotá y a 40 minutos de Tunja.

Todos los municipios son cercanos. Los pasajes desde Paipa a ellos van de los $1.500 a los $10.000. (USD 0,75 y USD 3).

Solo se encuentran peajes en la  vía Tunja – Paipa y Tunja – Villa de Leyva.

Boyacá es el segundo departamento con más municipios del país.

Noticias relacionadas

Cookies

¿Aceptas nuestra política de Cookies?

Si, acepto