A tratar bien al turista

3,414
twitter twitter EmailCopiar Enlace
A tratar bien al turista
Publicado en Junio 26 de 2010

Por estos días serán muchas las personas que vendrán de diferentes lugares de Colombia a visitar Ibagué; reinas, comitivas, grupos musicales, periodistas, comerciantes, etc., en fin, muchos vendrán en plan de trabajo y otros a disfrutar las fiestas. Está comprobado que cuando el ibaguereño quiere es capaz de ser amable. Pues estas fiestas, son la mejor oportunidad para demostrar que somos gente amistosa, atenta, servicial, que conocemos la ciudad y la queremos.

¿Y por qué debemos tratar especialmente bien al turista? Pues nada menos porque somos los anfitriones y nadie debe tratar mal a quien lo visita en su casa. Además, porque el turista contribuye con su consumo a dinamizar la economía local, permite mejorar las ventas en muchas actividades comerciales, con sus correspondientes beneficios, y es una oportunidad para que un buen número de personas mejore sus ingresos, así sea en algún negocio temporal.

Pero lo más importante es que cuando se vayan, lleven un grato recuerdo de su experiencia en la Ciudad Musical y sientan deseos de regresar; que con quienes hablen tengan motivos para comentar cosas positivas de Ibagué, su cultura, su gente y sus fiestas y ello sirva para motivar a otros a visitarnos.

Así que los invito a poner lo mejor de cada uno para dejar un buen recuerdo. Para ello:

* Ofrezca una actitud amable, una sonrisa, un trato respetuoso.

* Cobre lo justo por los servicios o artículos. No se aproveche y recargue por el hecho de ser turista.

* Responda con agrado y claridad sobre direcciones y sitios, hágalo de la manera más descriptiva posible. No diga: "No sé", pregúntele a otra persona y ayúdelo a sentirse cómodo en la ciudad.

* Entérese de lo que ocurre en la ciudad. Refresque sus conocimientos sobre la ubicación de los sitios turísticos y lo que tiene para ofrecer cada uno de ellos.

* Evite hablar mal de la ciudad en general. No atemorice al visitante. Se debe prevenir responsablemente, en casi todas las partes del mundo las ciudades tienen zonas en que es preciso cuidarse y de ser posible no transitar un turista.

* Evite hablar mal de los sitios si no los conoce. Primero entérese, no le cause perjuicio a lugares que son amables para el turista y que tan solo por haber escuchado algo, se siente con autoridad para descalificarlo.

* Conviértase en guardián de la ciudad. Contribuya a prevenir robos, desmanes, o informe a la autoridad sobre personas o hechos sospechosos.

* Hable de manera positiva. Trate de ofrecerle solución a la situación que le expone el turista, no le genere más confusión.

* Si encuentra algún niño perdido, llévelo a un puesto de Policía.

* Diviértase, pero respetando a los demás. No le tire agua ni harina a la gente, eso suele dejar un recuerdo nefasto de las fiestas.

En lo que sí puede excederse es en amabilidad, cordialidad y espíritu de colaboración, y en ser un gran anfitrión para quienes vienen a compartir nuestras fiestas tradicionales.

Recuerde que el turista se comportará de la manera que el local lo permita. Igualmente, recuerde una frase que mantiene su vigencia: "Turista satisfecho, trae más turistas."

MARTHA CRUZ

Especial para EL NUEVO DÍA

Noticias relacionadas

Cookies

¿Aceptas nuestra política de Cookies?

Si, acepto