Avistamiento de aves coge vuelo en Colombia

2,406
twitter twitter EmailCopiar Enlace
Avistamiento de aves coge vuelo en Colombia
Publicado en Julio 29 de 2011

El país se está convirtiendo en un atractivo destino para el avistamiento de pájaros. Son cazadores, pero al disparar no causan daño a sus presas.

A los observadores de aves les sobra paciencia y no les importa arrastrarse sobre el fango o permanecer en posiciones incómodas, prácticamente inmóviles, por varias horas. Todo, con tal de capturar con el lente de una cámara al ave que los desvela.

Este tipo de turismo ha cobrado fuerza en los últimos años en Colombia y ha convertido a Manizales y sus alrededores en uno de los mejores lugares de América para ver pájaros. Solo en Caldas se encuentran 950 especies de aves, 73 más que las que tiene Costa Rica, país pionero en esta actividad, que en el mundo tiene 100 millones de aficionados y produce ganancias cercanas a los 30.000 millones de dólares anuales.

A vuelo de pájaro… Los extranjeros llegan a ver las casi 1.900 especies de aves del país. Caldas y Chocó, entre los departamentos visitados.

Colombia tiene cómo convertirse en una potencia del avistamiento de pájaros. De acuerdo con la "Guía de Aves de Colombia", editada por la Fundación Proaves, en el país habitan 1.879 especies de las cerca de 10.500 que existen en el mundo. Esto es algo que en Caldas han entendido los aficionados a esta actividad, que buscan aprovechar el hecho de contar con territorios entre los 150 y los 4.000 metros sobre el nivel del mar, ya que esta variedad de pisos térmicos facilita la existencia de una mayor cantidad de especies.

Sergio Ocampo Tobón, líder de investigaciones en flora y fauna de Aguas de Manizales, una empresa que desde hace 15 años promueve este tipo de turismo, explica que los viajeros atraídos por la pajarología ('birdwatching', en inglés) son principalmente jubilados y tienen alto poder adquisitivo. "Ellos planean sus recorridos de avistamiento hasta con dos años de anticipación", asegura Ocampo Tobón, quien preside la Red Nacional de Observadores de Aves de Colombia y organiza recorridos en la reserva Río Blanco, a 3 kilómetros de Manizales.

Él añade que estos viajeros estudian el sitio que visitan y tienen conciencia ambiental. "Vienen de países como Estados Unidos, Inglaterra y Holanda", afirma.

Boletín Electrónico

Correo: