Campesinos de Floridablanca en Santander, crean Reserva Natural

1,706
twitter twitter EmailCopiar Enlace
Campesinos de Floridablanca en Santander, crean Reserva Natural
Publicado en Marzo 12 de 2007

Gustavo Saavedra, lider campesino de la zona de Floridablanca en Santander, inició hace poco más de un mes, en compañía de otras cuatro familias, la Reserva Natural Campesina Los Maklenkes.

La Reserva ubicada en el cerro La Judía, se creó ante la creciente preocupación de los campesinos de la región por la caza indiscriminada de osos de anteojos y otras especies en vía de extinción. En el cerro, donde hoy se su ubica la Reserva, José Celestino Mutis y Eloy Valenzuela hallaron la quina, utilizada para controlar la malaria.

Saavedra, de 42 años, recuerda mientras se apoya sobre la valla de madera que señala la entrada a la Reserva los Maklenkes, los miles de problemas que enfrenta desde hace 6 años cuando se le ocurrió la idea de crear una reserva natural de la sociedad civil.

"Los amigos nos decían que estábamos locos y que íbamos a olerle la mierda a los osos de anteojos y a los pájaros. La gente se tiene que estrellar con las vainas para ver la realidad", recuerda Saavedra con orgullo.

En el cerro hay actualmente 375 especies de aves, 120 especies arbóreas y 40 de hierbas. La reserva se encuentra a una hora y quince minutos de la capital de Santander. Saavedra explica que uno de los principales objetivos es la protección y preservación del oso de anteojos, "Buscaban al animal para exterminarlo, desconociendo que, según cifras oficiales, solo quedan 5 mil individuos en Sudamérica", comentó el lider campesino.

Los campesinos que iniciaron este proyecto lograron que las 920 hectáreas del cerro La Judía fueran incluidas en ek Plan de Ordenamiento Territorial del municipio de Florida Blanca como n área de bosque destinada a la conservación y manejo especial.

El nombre de la reserva proviene del Maklenke, un arbol maderable, utilizado para la construcción de viviendas, que es natural del cerro de la Judía y que se encuentra entre los 1700 y los 2000 metros de altura.

La Fundación Asomaklenke ha contado con el apoyo de biólogos y expertos que les han enseñado a identificar y ubicar especies como el oso de anteojos, el mono aullador, tinajos, perezosasm aves e insectos.

En el país existen actualmente unas 239 reservas naturales, para un total de 53.459 Hectáreas protegidas, pero la Reserva Natural Campesina Los Maklenkes sobresale por estar declarada como Área de Importancia para la Conservación de Aves. Por ejemplo, en la Judía, habitan los últimos 10 mil pajaros de la especie Chango de Montaña.

A través de la Fundación de Expresión Intercultural, Educativo y Ambiental, Asomaklenke consiguió el respaldo de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (Uicn) de Holanda, quienes donaron 65 millones de pesos, los cuales sirvieron par acomprar las primeras 12 hectáreas de la reserva.

En esas hectáreas se capacitarán 230 alumnos y más de 40 profesores rurales en la preservación de dicha reserva.