Comisiones terceras del Congreso aprobaron reforma a ley de turismo

831
twitter twitter EmailCopiar Enlace
Comisiones terceras del Congreso aprobaron reforma a ley de turismo
Publicado en Junio 07 de 2006

Bogotá, (SNE).- Las comisiones terceras conjuntas del Senado de la República y de la Cámara de Representantes aprobaron este martes el proyecto que modifica la Ley General de Turismo (Ley 300 de 1996), y por medio del cual se pretende fomentar más este importante renglón de la economía nacional.

La iniciativa aprobada pretende llenar algunos vacíos que se han detectando con la aplicación de la actual Ley 300, así como hacer algunos ajustes para lograr una mayor eficacia en la misma.

Además, según explicó el ministro de Comercio, Jorge Humberto Botero, el proyecto también busca incrementar los recursos destinados a la competitividad, al mercadeo y a la promoción de la actividad turística.

“El proyecto aprobado las comisiones terceras de Senado y Cámara fortalece de una manera sustancial los recursos que podemos destinar a la promoción turística tanto dentro como fuera del país”, añadió el funcionario.

Botero dijo que de ser aprobado la iniciativa por las plenarias de ambas corporaciones, el volumen de recursos que se destina por año para la promoción del turismo, pasaría de 2 millones de dólares a 8 millones de dólares.

Destacó el aumento en la cifra si se tiene en cuenta que Colombia es el país del continente que destina un menor monto a este tipo de actividades.

“El país que destina una menor suma de recursos a la promoción turística entre toda la región, incluido Chile, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, etcétera, es Colombia. Mientras Chile, que es el país de la región que menos recursos destina a este loable objetivo, invierte 10 millones de dólares, nosotros estamos por debajo de 2 (millones de dólares)”, explicó.

TRIBUTOS

Precisamente para incrementar estos recursos, uno de los puntos de la iniciativa es el cobro de dos tributos a las personas naturales no residentes en Colombia que ingresen al país a través de medios de transporte aéreo de tráfico internacional.

Los gravámenes consisten en una contribución parafiscal de un dólar y en un impuesto a los viajeros, que en un comienzo será de 5 dólares para ir subiendo de forma gradual hasta 15 dólares.

“Por la vía de la contribución parafiscal hay un dólar por cada pasajero entrante y saliente. Por la vía del impuesto a los viajeros hay un gravamen inicial de 5 dólares, que irá subiendo con el curso de los años, de tal manera que sólo al séptimo año apliquemos la tarifa prevista en la ley de 15 dólares”, precisó Botero.

El Ministro fue enfático en manifestar que dichos tributos sólo aplicarán para los extranjeros o los nacionales que no vivan en Colombia, y que se aborden vuelos internacionales que tengan por destino u origen nuestro país.

“Las dos modalidades de tributo: la contribución parafiscal de un dólar y el impuesto a los viajeros de cinco dólares, sólo aplica en los trayectos internacionales. De tal manera que el flujo de viajeros nacionales no va a ser afectado”, aseguró el funcionario.

OTROS PUNTOS

Además, el proyecto establece que el manejo del Registro de Turismo estará en cabeza de las cámaras de comercio del país, en virtud de contratos que celebrarán dichas entidades con el Gobierno Nacional.

La iniciativa también amplía la base de aportantes de la contribución parafiscal manejada por el Fondo de Promoción Turística (FPT), contribución que actualmente está a cargo exclusivamente de las agencias de viajes, los establecimientos de alojamiento y los restaurantes turísticos.

“Hay nuevos contribuyentes, entre ellos los bares, que no estaban gravados antes, las sociedades portuarias que tienen muelles turísticos, los operadores de casinos o juegos de suerte y azar, o sea, el repertorio de contribuyentes ha sido ampliado” anotó Botero.

De igual forma, el articulado pretende gravar la denominada “parahotelería”, cuando sus ingresos superen un monto cercano a los 20 millones de pesos por año.

De esta forma, indicó Botero, lo que se busca es combatir la competencia desleal que implica la “parahotelería”, pero sin gravar a familias de modestos recursos que ocasionalmente alquilan habitaciones durante ciertas festividades, como las celebraciones de Semana Santa en Popayán y del Festival Vallenato en Valledupar.

“Muchas familias de Popayán, o muchas familias en Valledupar, alquilan por unos muy pocos días habitaciones o incluso casas, pero el volumen de recursos que obtiene por esta actividad es pequeño y no vale la pena convertirlos en contribuyentes de esta tasa parafiscal” explicó el Ministro.

La iniciativa pasa ahora a consideración de las plenarias de Cámara y Senado.

Noticias relacionadas

Cookies

¿Aceptas nuestra política de Cookies?

Si, acepto