Cultura, Aprendizaje y Diversión en Armenia

1,083
twitter twitter EmailCopiar Enlace
Cultura, Aprendizaje y Diversión en Armenia
Publicado en Junio 13 de 2008

Hasta el 30 de este mes estará abierta, e iniciará nuevamente su servicio a finales de julio para que propios y visitantes conozcan a cerca de la historia de los antepasados que habitaron el Cauca medio.

En pleno centro de Armenia, en la carrera 16 con calle 20 esquina, se halla la sala de exhibición arqueológica del Instituto de Bellas Artes de la universidad del Quindío, un espacio que contiene unas mil 500 piezas auténticas pertenecientes a las comunidades indígenas que habitaron el Cauca medio.

El lugar, que tiene la entrada libre a todos los visitantes, funcionó hasta 1988 como museo Arqueológico del Quindío en las instalaciones del Banco de la República pero desde hace tres años las piezas fueron ubicadas en la nueva sede con el objetivo de que se convirtieran en otro de los atractivos culturales de la ciudad.

En total, la colección está conformada por mil 500 elementos elaborados en cerámica, piedra y metal, que reflejan las costumbres y la destreza de los artesanos de la época quienes practicaban diferentes técnicas para elaborar las muestras que actualmente permanecen intactas en la sala que tiene bajo su custodia esta parte del Patrimonio Histórico de Colombia.

El recinto, que está abierto de 8:00 a.m, a 12:00 m. y de 2:00 a 6:00 p.m., alberga parte de la riqueza orfebre que revela la creatividad de las personas que habitaron la región bañada por el río Cauca en la que se reflejan sus costumbres y están presentes la figura humana y la fauna que habitaba la región.

La colección que permanece exhibida en las diferentes secciones del lugar, de acuerdo con su categoría y época, hace parte de donaciones realizadas por ciudadanos y de material hallado a través de la conocida ‘guaquería’ y ha sido catalogada por los expertos como una de las más bellas del país.

El espacio, que cuenta con la guianza del antropólogo Roberto Restrepo, posee una muestra en la que sobresalen las aplicaciones zoomorfas, la pintura negativa, técnica que permitió a los alfareros plasmar diseños geométricos en tonos negro, rojo y crema; objetos de decoración que reflejan el gusto estético de los ceramistas de la época, volantes de huso y estampaderas planas y cilíndricas de cerámica, que denotan intensas actividades tejedoras y rituales de los pueblos.