Noche de Gravity en Medellín

1,329
twitter twitter EmailCopiar Enlace
Noche de Gravity en Medellín
Publicado en Octubre 31 de 2008

Este viernes 31 de octubre en horas de la noche arrancará el Clásico EL COLOMBIANO-Indeportes Antioquia con la competencia más novedosa y extrema: el gravity. El descenso será afrontado por un centenar de pedalistas, entre ellos los hermanos Gaviria.

No se quedaron en bicicrós porque era aburrido. "El gravity es más emocionante, es de velocidad", dice Agustín, el menor de los hermanos Gaviria Hoyos, que se inaugurarán en el Clásico EL COLOMBIANO-Indeportes Antioquia.

Agustín, con 13 años, y su hermano Santiago, de 14, son los más pequeños que se le midieron al gravity, un descenso por plena calle, casi a cien por hora, y que será la inauguración del Clásico para esta noche, después de las 10:00 p.m.

A los hermanos poco les importa que sea considerada la modalidad más extrema del Clásico, que no se haya practicado en la legalidad o que ni siquiera tenga un campeonato ya establecido. Para ellos, con sentir el viento en el rostro es suficiente.

"Sentir la velocidad es lo mejor. No da miedo, solo hay que tirarse con confianza, porque si lo hace con temores, pasa algo", anota Santiago, quien en voz bajita dice que sus primeros descensos los hizo en las loma de los Benedictinos, El Salado y El Escobero, a escondidas.

A ellos, más que las bicicletas, los atrapó la adrenalina. Por eso no se meten a biketrial ni a bicicrós, porque, según ellos, tiene menos emoción. Eso sí, saben que aún están muy biches para el downhill.

Ahora es por encima de la mesa. A tal punto que les tocó llegar a firmar planilla para el Clásico con los padres. Martín y Silvia debieron firmar el permiso, aunque eso no les haya quitado el temor del todo.

"Pidieron permiso, tienen todos los implementos de seguridad y han dicho que son responsables. Pero uno no deja de tener sustico. Yo les digo que estén por competir, no por llegar más rápido", dice Silvia, la mamá, quien tuvo que soportar los ruegos de los hermanos.

Y es que es para rezar, porque el plan es bravo. El descenso comenzará esta noche, sobre las 10:00 p.m., desde el alto de Las Palmas. Serán 11,5 kilómetros hasta llegar al Colegio Latino, aún en la bajada, para hacer la meta. "Estimamos que haya un máximo de velocidad de 95 kilómetros por hora en ciertos tramos y que los más rápidos hagan el recorrido, de once kilómetros, en menos de ocho minutos", explica Daniel Arredondo, coordinador de la competencia.

A eso se le medirán los hermanos Gaviria Hoyos, que pidieron adrenalina en cicla y la tendrán con el gravity. A cien por hora.

Qué es el Gravity

El gravity es una nueva modalidad, que aprovecha los descensos para hacer competencias de ciclismo. Las ciclas son remodeladas, sin pedales ni cadenas. En acción, Sebastián Duque, practicante.

Boletín Electrónico

Correo: