Plan piloto para recuperar los páramos de Bogotá

1,228
twitter twitter EmailCopiar Enlace
Plan piloto para recuperar los páramos de Bogotá
Publicado en Noviembre 05 de 2008

Angélica Gómez, Óscar Rojas, Jennifer Insuasty y Camilo Cárdenas, biólogos de la Universidad Nacional, no sólo son amantes de la naturaleza, sino están empeñados en recuperar una de las fuentes hídricas más importantes de la capital y del país.

Bajo la dirección del profesor Orlando Vargas, estos profesionales del Grupo de Restauración Ecológica del Departamento de Biología de la Universidad Nacional, convirtieron una parte del Parque Nacional Chingaza en su verdadero laboratorio.

"Trabajamos básicamente en dos sectores del parque denominados las Lagunas de Siecha y las Lagunas de Buitrago", explica la bióloga Jennifer Insuasty al Portal Bogotá.

Allí desarrollan un plan piloto que busca establecer estrategias para la recuperación de la flora y la fauna nativas, pues los páramos, esos sistemas naturales que sólo existen en las montañas altas de Colombia y Venezuela, están enfermos.

El excesivo pastoreo y las quemas sin control están acabando aceleradamente con este importante ecosistema, vital para la provisión de agua.

En Chingaza, estos inquietos biólogos desarrollan cuatro líneas de investigación, cada una con un fin específico de recuperación. Una de las estrategias es trabajar con las especies vegetales más importantes en el páramo.

"Hemos hecho trasplantes de frailejones, especie emblemática de este piso térmico; así como de calamagrostis, una especie no tan conocida, pero igualmente importante", afirmó Insuasty.

Otra, es crear experimentos en los suelos del parque, para determinar sus componentes y así crear fórmulas de manejo exitosas para que el ecosistema se regenere.

La vegetación en el páramo es de muy lento crecimiento, por lo que se requiere de bastante paciencia para establecer resultados.

El proyecto piloto "Estrategias para la restauración de los páramos andinos", es financiado por Colciencias y ejecutado por la Universidad Nacional.

"En esta etapa de montaje del plan piloto, estamos realizando visitas bastante regulares al Parque Nacional Chingaza. Prácticamente permanecemos ocho días allá y otros ocho en Bogotá", aseguró Jennifer Insuasty.

Una vez hechos los ajustes a los experimentos, el trabajo de campo será menos frecuente, pues los datos se tomarán cada dos, tres o hasta seis meses, dependiendo del experimento específico.

"Chingaza es nuestro laboratorio y, según los resultados, lo que vendría sería el trabajo social con la región y con las entidades que tiene bajo su responsabilidad los páramos de nuestro hermoso país", manifestó Óscar Rojas.

A finales del próximo año finaliza el contrato celebrado entre Colciencias y la Universidad Nacional. A partir de ese momento, otras fuentes de recursos económicos tendrán que surgir para darle continuidad a este importante proyecto ecológico para la ciudad y el país.

Noticias relacionadas

¿Aceptas nuestra política de Cookies?

Si, acepto