Primer Concurso de Elogios a Riohacha

939
twitter twitter EmailCopiar Enlace
Primer Concurso de Elogios a Riohacha
www.viajapòrcolombia.com. Noviembre 16 de 2005

Con el Primer Concurso de Elogios a Riohacha, capital de La Guajira, se pretende crear sentido de pertenencia y amor a una ciudad maltratada por múltiples problemas sociales y económicos que quiere revalorarse y buscar mejores tiempos desde el cariño de sus hijos.

La regla es clara e igual a la aplicada en el escenario clásico de la esquina de la iglesia, en donde el adulador espera la salida de las bellas señoritas para soltarle sus melosas palabras: debe ser poético, abstracto o popular y tener una extensión de no más de tres líneas, lo que equivale, en segundos, al tiempo que tiene el autor antes de la sonrisa coqueta, de la torcida de ojos, o en el peor de los casos, de la bofetada.

Precisamente, por ello se prescindió de una premiación. "Queremos que lo hagan por gusto, por voluntad y no persiguiendo un premio en dinero", dijo El jefe de la Oficina, el poeta Miguel Ángel López.

Aún así, han tenido respuesta y las flores que le echan a la ciudad, en vez de susurrarse al oído de la engalanada, se amplifican por programas radiales, y se reciben para que en la Oficina de Cultura escojan los mejores. El plazo de inscripción vence este viernes.

"Queremos que sirvan como frase para promover turismo, como lo hacen en Santa Marta con su bahía más linda de América o en Cali con su sucursal del Cielo", dice López. La idea es que al final se pueda armar una cartilla con los mejores elogios.

Este concurso es sólo una parte de un programa mayor, llamado “Riohacha Revalorada”, del que hacen parte también, concurso de ensayo y canción inédita, e iniciativas como el Aashaje´era waa (algo que hace leer) o Puntos de Lectura, que se arman en los parques y donde se fomenta el conocimiento de la historia y sociedad de La Guajira, a través de textos literarios; o los círculos del Yanama (trabajo colectivo en wayuunaiki), que pretende involucrar a la ciudadanía la recuperación de la infraestructura de su propio entorno.