Recorra el Amazonas, una de la maravillas de Colombia

657
twitter twitter EmailCopiar Enlace
Recorra el Amazonas, una de la maravillas de Colombia
Publicado en Junio 12 de 2008

Además de una espesa vegetación, en el corazón de la selva colombiana hay, además folclor, artesanía y comodidades hoteleras.

La magia del Amazonas se puede apreciar desde el cielo. El sobrevuelo da una sensación de impotencia ante la inmensidad de la jungla. Las copas de los gigantes árboles rodeados por ríos, que se asemejan a gigantes serpientes, se funden con los resguardos en los que habitan indígenas y colonos a quienes envidio.

Es un paraíso. 35.000 habitantes viven en 5.968 kilómetros cuadrados. Es decir, 5,8 residentes por kilómetro cuadrado.

Se avecina el descenso y aparece una culebra gigantesca entre el tapiz verde. Es el majestuoso río Amazonas. De pronto, renaciendo de entre los árboles, aparece Leticia, nuestro destino, el punto más lejano de la geografía nacional, a 1.100 kilómetros de Bogotá.

El sueño de entrar a la selva está cada vez más cerca y por el cuerpo corre una sensación que invita a hacerlo de inmediato. Es un ambiente tranquilo, las motos son las que van y vienen, así como los extranjeros. Sin embargo, se siente una extraña mezcla de raíces, habitantes de otras regiones, visitantes, la fusión de los idiomas español y portugués, música brasileña, salsa, reguetón y un puñado de ingredientes que hacen el mejor ambiente.

Parque Nacional Amacayacu

El Parque es hábitat del delfín rosado, único de esta especie en el mundo. Allí se conserva un paisaje asombroso, rico en especies tanto de fauna como de flora. Se habla de más de 450 clases de aves, 150 de mamíferos y tres de las cuatro especies de mamíferos acuáticos, así como de una gran variedad de peces.

La magia de este lugar, localizado a una hora y 45 minutos de la ciudad de Leticia, atrapa no solo a quienes admiran la vegetación, sino toda su cultura, comida típica, elaborada con una diversidad de peces y aves; hasta su artesanía de hojas de diferentes tipos de palmas y semillas para hacer collares, pulseras, accesorios y cestería.

Las etnias poseen una cultura propia, lengua, tradiciones, danzas y cantos. Son una mezcla de atractivas y misteriosas sensaciones que es mejor vivirlas que contarlas.

Informe Especial El Tiempo