Río Magdalena, a la altura de Barranquilla, un exótico ambiente de turismo

2,384
twitter twitter EmailCopiar Enlace
Río Magdalena, a la altura de Barranquilla, un exótico ambiente de turismo
Publicado en Octubre 19 de 2007

El puente Pumarejo, Bocas de Ceniza y sus tajamares y la famosa “Avenida del Río” se consolida en Barranquilla como una ruta turística para la aventura y el contacto con la naturaleza.

El sólo hecho de observar la desembocadura del río Magdalena, justo en el momento en el cual se fusiona con el Mar Caribe, se convierte en uno de los mejores atractivos para los turistas que se atreven a aventurar por la corriente de este gran río colombiano.

El paseo se puede hace en lanchas rápidas, yates o en el tradicional planchón, medio de transporte que lleva recorriendo el caudaloso río unos 20 años.

Esta ruta por el Magdalena empieza desde el barrio Las Flores o del Club de Pesca desde donde se puede abordar alguna embarcación, que por lo general invita a los turistas desde la orilla con una papayera muy animada.

Durante el recorrido, además de la vegetación y una vista perfecta de Barranquilla, se puede apreciar lo que será la “Avenida del Río”, unos de los proyectos futuristas de la ciudad, los muelles de la Sociedad Portuaria Regional, los muelles carboníferos y el Puente Pumarejo, uno de los atractivos más significativos de Barranquilla.

Luego de un gran recorrido por parte del Río Magdalena y de observar la fusión del río con el Caribe, se llega a la Ciénaga de Mallorquín, Puerto Mocho, Las Flores y el Torno en donde se puede disfrutar de la gran variedad gastronómica de la región o deleitarse con Wakita Zoo, una isla con animales de distintas especies.

Este recorrido turístico es resguardado por los guardacostas de Barranquilla, quienes al mando de una unidad acuática de la Estación de Guardacostas de la ciudad, acompañan a los turistas durante todo el trayecto.