Visite los Parques Nacionales Naturales

1,455
twitter twitter EmailCopiar Enlace
Visite los Parques Nacionales Naturales
Publicado en Enero 02 de 2010

Para esta temporada vacacional se ha ampliado la oferta ecoturística para los colombianos. De las 55 áreas que conforman el sistema de Parques, 23 están habilitadas con condiciones para el turismo ecológico, hay planes para todos los gustos y todos los presupuestos.

“Varios de los Parques Nacionales, tienen comunidades en su interior o en sus zonas aledañas. Estas comunidades son aliados muy valiosos para la conservación de los valores naturales de parques, reservas y santuarios.

A su vez, las comunidades representan valores culturales que en muchos casos son objeto de conservación de las áreas protegidas”, así los manifestó Julia Miranda Londoño, directora general de Parques Nacionales Naturales de Colombia.

Padres de familia, madres cabeza de familia, grupos de jóvenes, entre otros, conforman asociaciones comunitarias y se capacitan con el apoyo de Parques Nacionales para la prestación de servicios ecoturísticos.

Mientras unos aprenden sobre los valores naturales del área protegida para prestar el servicio de intérpretes ambientales, otros se especializan como guías ecoturísticos, algunos afianzan sus conocimientos en gastronomía típica y otros más exploran técnicas de producción de artesanías.

Adicionalmente, muchos de ellos se instruyen en la aplicación de tecnologías limpias que luego utilizarán para el manejo sostenible de toda la actividad ecoturística.

Toda una aventura

En la actualidad 5 áreas protegidas del Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia, cuentan con la participación activa de sus comunidades en la prestación de los servicios ecoturísticos.

En Iguaque

La atención a los turistas corre por cuenta de la organización Naturar Iguaque. Este santuario cuenta con un centro de visitantes, el Furachogua, con capacidad de alojar 48 personas y una zona de camping con baterías sanitarias para 50 personas. Aquí los visitantes serán conducidos por guías locales a través del bosque andino y el páramo hasta la laguna de San Pedro de Iguaque, cuna de la humanidad según la mitología muisca.

Mayor información: [email protected]

En Isla Grande

La Empresa Comunitaria Nativos Activos, conformada por habitantes de la comunidad de Orika, presta los servicios ecoturísticos en el predio La Cocotera, localizado en el área de influencia del Parque Nacional Natural Corales del Rosario. La Cocotera cuenta con una casa donde las aguas grises tratadas son reutilizadas en los servicios sanitarios, y la energía es solar. Aquí se ofrecen servicios de alojamiento, comidas típicas de la región y artesanías elaboradas por la comunidad.

Corales del Rosario

Bajo la guianza de jóvenes integrantes de la Organización Cangrejos Azules, es posible conocer los valores naturales y culturales, a través de recorridos terrestres a pie y en bicicleta, y en lagunas costeras e internas en kayak. También se puede recorrer los senderos marinos en compañía de operadores calificados.

Mayor información: [email protected]

En Riohacha

El Grupo Asociativo de Trabajo en Ecoturismo “El Santuario” compuesto por seis padres de familia del Corregimiento de Camarones en Riohacha, es la organización comunitaria que presta los servicios de ecoturismo en el Santuario de Fauna y Flora Los Flamencos. Aquí se cuenta con el Centro de Visitantes “Los Mangles” compuesto por cinco cabañas típicas, un kiosco hamaquero y una zona de camping.

Igualmente se ofrece gastronomía típica de la región y las coloridas y originales artesanías de la etnia wayúu. En compañía de miembros de las comunidades locales, podrá recorrer humedales, bosques secos tropicales y manglares, y disfrutar de la fauna asociada a estos lugares. El principal atractivo del santuario es la presencia de los flamencos rosados, aves migratorias de gran tamaño y vistoso plumaje. Mayor información: [email protected]

En Utría

La prestación de los servicios a los turistas está a cargo de la Corporación Mano Cambiada. En el centro de visitantes Jaibaná, se ofrecen servicios de alojamiento y alimentación y las artesanías típicas de la región.

Aquí los guías locales lo conducirán por senderos terrestres en el bosque o intermareales entre el manglar donde es posible realizar caminatas o canotaje según la marea esté baja o alta. El parque también cuenta con senderos subacuáticos para careteo y buceo. Entre la fauna del lugar, llama especialmente la atención de los visitantes la presencia de ballenas jorobadas que pueden avistarse entre junio y octubre cada año.

Mayor información: corporació[email protected]

El Cocuy

Allí, la Asociación de Prestadores de Servicios Ecoturísticos de Güicán y El Cocuy es la encargada de brindar a los visitantes el alojamiento, la alimentación y la guianza especializada para las travesías de alta montaña que son el gran atractivo de esta área protegida.

Mayor información: [email protected]

Estarán abiertos

Tayrona (Santa Marta), Los Nevados (Manizales), Amacayacu (Leticia), Gorgona (Buenaventura o Guapi), Old Providence Mc Bean Lagoon (San Andrés y Providencia), Chingaza (Bogotá), Puracé (Popayán), El Tuparro (Vichada), Macuira (Riohacha), Sierra Nevada de Santa Marta (Santa Mar-ta), Cueva de los Guácharos (Pitalito – Huila). Así como los Santuarios de Fauna y de Flora Otún-Quimbaya (Pereira), Iguaque (Villa de Leyva – Bo-yacá), Isla de la Corota (Pasto) y Malpelo (Buenaventura o Guapi), Los Colorados (San Juan de Nepomuceno- Bolívar), Guanentá Alto Río Fonce (Santander), y el Área Natural Única de Los Estoraques (Ocaña – Norte de Santander).

Todas estas posibilidades cuentan con vías de acceso apropiadas y las condiciones de seguridad necesarias para unas vacaciones inolvidables cargadas de naturaleza y aventura.

Recomendaciones

Planifique y prepare su viaje con anticipación, infórmese sobre el clima, el lugar, los equipos, los alimentos y las bebidas necesarias, servicios sanitarios disponibles, permisos, tarifas de ingreso, valores y elementos frágiles del área protegida.

Asegúrese de las condiciones de accesos y permisos para cada área, así como la prestación de servicios por terceros como concesionarios y operadores de ecoturismo comunitario.

Viaje siempre acompañado de al menos una persona e informar a alguien de confianza, así como a los funcionarios del área protegida de cuál va a ser el itinerario o ruta.

La fotografía y el video con fines comerciales requieren obtener un permiso en Parques Nacionales Naturales.

Contar con la vacuna contra el tétano y la fiebre amarilla, por lo menos diez días antes del viaje.

Atender las recomendaciones de los funcionarios del Parque y los guías locales, que buscan brindar seguridad durante la estadía.

Acampar en lugares destinados para tal fin, y dejar el sitio en mejores condiciones de las que lo encontró.

Tomar siempre los caminos y los senderos establecidos por vías terrestres, acuáticas y marinas, acompañados por un funcionario, guía o intérprete local. Así disfrutará y se encontrará más seguro.

Dejar lo que se encuentre, como flores, plantas, recursos culturales. Evitar su daño y abstenerse de colectar, extraer o comprar artesanías con partes de animales u otro tipo de material biológico o de patrimonio cultural. Este material será decomisado.

Proteger los equipos fotográficos de la arena, de la sal y de la humedad.

El uso del flash de cámaras perturba los animales terrestres y acuáticos alejándolos de su hábitat y los deja en un estado de vulnerabilidad frente a sus depredadores. Es mejor no utilizarlo.

Cuando ingrese al área en automóvil, circule despacio. Así disfrutará del paisaje y evitará atropellar animales que podrían cruzarse en el camino.

Evitar totalmente hacer fogatas, usar velas y recipientes de vidrio, debe asegurarse de apagar las colillas de cigarrillo y guardarlas en el morral o en una bolsa.

Utilizar siempre estufa especial para camping al preparar alimentos.

Tener en cuenta que actividades como la cacería y la pesca están totalmente prohibidas en las áreas protegidas, salvo la de subsistencia o la que tiene fines científicos debidamente autorizados siempre y cuando no atenten contra la estabilidad ecológica.

Las áreas protegidas son los más sensibles espacios naturales para el esparcimiento pasivo. El respeto al entorno y las culturas presentes debe ser la principal actitud de los visitantes.

Boletín Electrónico

Correo: